lunes, 18 de enero de 2016

Acueducto de Peña Cortada (Chelva. Valencia)

Decidimos visitar el Acueducto de la Peña Cortada después de ver el programa de Ingenieria Romana de TVE, que no hemos vuelto a ver anunciado. En alguna de las secuencias vimos una señal de Sendero de Pequeño Recorrido (PR), así que nos pusimos a buscar información y encontramos que hay una ruta de senderismo, concretamente la PR-V92, que recorre el acueducto durante unos pocos kilómetros.

El acceso más cómodo e inmediato se realiza desde el pueblo de Chelva, aunque es posible acceder desde el pueblo de Calles. El acceso desde el primero se realiza desde la Rambla de Alcotas, donde está indicado el acceso.

Para iniciar el recorrido por el acueducto hay que ascender unos pocos metros por senda llevándonos directamente al trazado del acueducto y nos permite tener las primeras vistas del increíble entorno.

Primeros metros caminando por el trazado del acueducto

Primeros metros caminando por el trazado del acueducto
Primeros metros caminando por el trazado del acueducto

Esta gran obra hidraúlica recorre los términos municipales de Tuéjar, Chelva, Calles y Domeño, en los que existen diferentes restos a lo largo de unos 29 kilómetros. Sin embargo el tramo que nosotros recorrimos es principalemente el situado en el término municipal de Chelva

El acueducto fue construido a finales del siglo I d. C o primera mitad del siglo II d. C, en él coexisten los puentes y viaductos, que permitían canalizar las aguas a través de esta rocosa y accidentada orografía. Actualmente se conocen varios puentes que permitían salvar los profundos barrancos de esta zona montañosa. 

Quizá el puente acueducto más conocido, por su estado de conservación y por el paso de la ruta de senderismo mencionada, es el puente del barranco de la Cueva del Gato

Tramo previo al puente del barranco de la Cueva del Gato
Tramo previo al puente del barranco de la Cueva del Gato

Inicio del puente del barranco de la Cueva del Gato
Inicio del puente del barranco de la Cueva del Gato

El acueducto puente del barranco de la Cueva del Gato presenta tres arcos y resulta una construcción impresionante con sus 36 metros de largo y una altura de 18 metros sobre el fondo de este profundo barranco. 

Puente sobre el barranco de la Cueva del Gato. Vista General
 Puente sobre el barranco de la Cueva del Gato. Vista General

Puente sobre el barranco de la Cueva del Gato. Altura sobre el barranco
Puente sobre el barranco de la Cueva del Gato. Altura sobre el barranco

Los 2,6 metros de ancho permiten el paso sobre él, una increíble experiencia, por la obra en sí misma, y por el paisaje que nos rodea. 

Ancho del puente sobre el barranco de la Cueva del Gato
Ancho del puente sobre el barranco de la Cueva del Gato

 Panorámica desde el puente
 Panorámica desde el puente

La técnica constructiva es la opus cuadratum a base de sillares de piedra caliza regulares y formando arcos simples para unión entre los pilares del puente. 

Detalle de los sillares
Detalle de los sillares

Una vez superado el puente el trazado (specus) se abre camino a través de la montaña con un impresionante corte vertical que tiene unos 50 metros de largo y una altura aproximada de 25 metros, este punto es el conocido como La Serrada o Peña Cortada, por el que es conocido el acueducto. 

La Serrada o Peña Cortada

La Serrada o Peña Cortada
La Serrada o Peña Cortada

Una vez superado este punto la coducción avanza al aire libre a través de un tramo excavado en la roca y con un refuerzo hacia el exterior. 


A los pocos metros se inicia una larga sección de galería de cubierta abovedada, un tramo espectacular que permite hacernos una idea de la importancia que los romanos otorgaban al agua, pues se enfrentaban a grandes retos constructivos para poder conducirla hasta sus ciudades desde los manantiales, garantizando la pureza del apreciado líquido. 

Inicio primer tramo de galería
 Inicio primer tramo de galería

Interior de la primera galería
Interior de la primera galería

En algunas de las galerías se abren hacia el exterior grandes "ventanales" que permiten en la actualidad la entrada de luz y suponen un gran escaparate hacia el exuberante barranco que tenemos a nuestros pies.

"Ventanal" en una de las galerías

"Ventanal" en una de las galerías
"Ventanal" en una de las galerías

"Ventanal" en una de las galerías

A partir de este punto se irán sucediendo tramos de galería, siguiendo el esquema de la primera galería, con tramos al aire libre excavados en la roca, en casi todos ellos se conserva la protección hacia el exterior e incluso se puede apreciar el nivel del agua a su paso. 

Diferentes tramos del trazado

Diferentes tramos del trazado

Diferentes tramos del trazado

Diferentes tramos del trazado
Diferentes tramos del trazado

A medida que abandonamos la zona más rocosa del recorrido el acueducto también va perdiendo definición, hasta que su trazado sólo se aprecia por marcar el sendero a seguir.

Últimos metros del trazado

Últimos metros del trazado
Últimos metros del trazado

Es posible continuar la ruta siguiendo el sendero de pequeño recorrido, aunque seguramente es más recomendable seguir alguno de los caminos indicados que se adentran un poco más en las montañas, ya que la zona bien merece una tranquila excursión para disfrutar de la montaña de forma tranquila.

Continuación de la ruta, abandonado el acueducto

Continuación de la ruta, abandonado el acueducto
Continuación de la ruta, abandonado el acueducto
 
 ------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
INFORMACIÓN ADICIONAL:
  • Existe una pequeña reseña del Sendero de Pequeño Recorrido que se puede seguir para disfrutar de parte del recorrido del acueducto, el PR-V92 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario